ruidos

Los ruidos fuertes dañan la audición

¿Sabía que…?
La exposición repetida a los ruidos fuertes a lo largo de los años puede dañar su audición, mucho tiempo después de haberse terminado la exposición. Este es solo uno de los muchos datos informativos disponibles publicados por el l Centro Nacional de Salud Ambiental, de los CDC.

¿Cree que sabe muy bien cómo protegerse? Cuando se trata de la pérdida auditiva, todos podemos pensar en los típicos sospechosos: oír la explosión de fuegos artificiales y asistir a eventos deportivos y conciertos con volumen alto.

Sin embargo, podría sorprenderse con las cosas que no sabe. Por ejemplo, las actividades cotidianas, como usar herramientas eléctricas, cortar el césped o ir a una clase en el gimnasio con música fuerte, pueden dañar la audición.

Baje el volumen.
El oído externo —la parte del oído que usted ve— lleva las ondas de sonido hacia el canal auditivo. Para cuando note que tiene pérdida auditiva, muchas células pilosas habrán sido destruidas y no se podrán reparar.

Información útil
•¿Está muy fuerte el ruido? Si necesita levantar la voz para que los demás lo puedan oír, sí.

•Después de un evento con volumen alto (como un concierto o un partido de fútbol), la audición normal se recupera generalmente en unas pocas horas o días. Sin embargo, la exposición repetida a ruidos fuertes terminará dañando el oído interno permanentemente.

•Algunas maneras de proteger la audición son bajar el volumen —por supuesto—, y también tomar descansos periódicos del ruido y usar protección auditiva.

•Los signos de que tal vez tenga pérdida auditiva incluyen dificultad para oír sonidos de alta frecuencia (p. ej., el del timbre de la puerta, del teléfono o de la alarma del reloj despertador) y dificultad para entender conversaciones en un lugar ruidoso.

¡No hay cura para la pérdida auditiva! Las células del oído interno dañadas no se recuperan. Proteja su audición y si ya tiene pérdida auditiva, tome medidas para evitar que empeore.

Publicado en: Blog